La mejora del desempeño, marcará la diferencia

En un mundo globalizado las empresas necesitan crear relaciones permanentes internas y externas con todos los partes que impacta el desarrollo de la actividad de una u otra manera, directa o indirectamente , los denominados “stateholders” o jugadores implicados, como: los accionistas, empleados, proveedores, clientes y el entorno social y ambiental.

Hoy en día es muy significativo y especialmente crítico en todo tipo de empresas, el reto de la mejora continua, el I+D+i (innovación, desarrollo e investigación), una atención 5 estrella, ser competitivos, etc…., es decir, crear diferencias competitivas….. Dicho objetivo solo es asumible si los miembros de una organización están motivados, comprometidos y comparten el talento para aprovechar sinergias para crear valor.

“¡Lo importante no es lo QUE haces, sino CÓMO lo haces!”

La justificación de  la existencia de una organización es satisfacer necesidades a la sociedad a través de los mercados, pero lo que aporta valor a la actividad son las personas con su actitud y saber hacer, y es lo que contribuye a marcar la diferencia con la competencia y que sea un negocio sostenible en el tiempo.

“Las personas constituyen, de verdad, la única ventaja competitiva no imitable por la competencia.”

El talento parte de los líderes junto con sus colaboradores y son los que hacen posible que un sueño, una visión, se haga realidad. Para ellos se proponer las siguientes pautas de referencia a tener presentes y desarrollar teniendo previamente una estrategia clara y viable para que se hagan realidad:

1.- Se debe contar con una herramienta para monitorizar y desarrollar las conductas deseadas y habilidades pasa por la gestión gestionar el talento. La GESTIÓN POR COMPETENCIAS y POR OBJETIVOS son  herramientas a tener presente. La clave es diseñar un proyecto a medida para cada organización, dependiendo de la actividad, objetivos estratégicos y entorno. Es clave que este sistema quede inmerso en la cultura de la organización para que dé los resultados deseados o se convertirá en cuerpo extraño y será contraproducente.

2.- Es recomendable fomentar la participación y la comunicación como mecanismo para recoger iniciativas de mejora, además de crear compromiso y sentimiento de pertenencia.

3.- Contar con mentores dentro de la organización, y referencias de éxito, es decir, gestión del conocimiento y promoción del talento interno.

4.- Contar con profesionales externos reconocidos, como coaches, formadores y consultores que aporten todo lo necesario para contribuir a la mejora continua y el desarrollo de las personas y contribuir a la competitividad en todas las actividades de la organización.

5.- Las problemáticas y áreas de mejora más importantes deben atacarse con análisis de las causas raíces que las provocan, y diseño e implementación de planes de acción exquisitamente ejecutados con el objetivo de alcanzar los niveles de desempeño adecuados para asegurar la diferenciación y la sostenibilidad empresarial a medio y largo plazo.

“Invertir en PERSONAS es invertir en el MAÑANA”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR